Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

Ataques de Pánico y Palpitaciones se eliminan luego de hacer EFT en los sueños

¡Hola!

Aileen Nobles nos muestra el uso de lenguaje útil y acercamientos creativos en este caso interesante. Favor de consultar con su doctor cualquier situación médica.
Por Aileen Nobles

Hola Gary,

El presente es un uso interesante de EFT trabajando mano a mano con los sueños.

Cuando Jane entró en la oficina, me dijo haber estado plagada por dos pesadillas recurrentes durante muchos años. Se sentía depresiva, con palpitaciones y sufría de un ocasional ataque de pánico. Ella quería desesperadamente parar esas pesadillas que realmente la molestaban.

El primer sueño tenía que ver con un retrete. Se encontraba en la necesidad constante de ir a defecar. Pero cada retrete que encontraba estaba lleno hasta el topo y asqueroso. Desesperadamente corría de retrete a retrete encontrando siempre la misma situación doquiera que iba. Su desesperación por aliviarse crecía en intensidad, hasta que se despertaba sudando con palpitaciones.

El segundo sueño era una pesadilla desde su punto de vista. Ella se encontraba caminando en una larga vía, donde se daba cuenta que estaba siendo acechada por alguien vestido de ropas negras que parecía un “extranjero”.

Ella corría y el corría con ella escondiéndose detrás de arbustos y edificios. Ella trataba de esconderse pero ella lo oía acercarse y empezaba a correr nuevamente tratando de escapar. Finalmente se despertaba, una vez mas sudando con las mismas palpitaciones.

En su vida, “Jane” era una persona pasiva. Su esposo de muchos años era muy listo con las palabras. El tenía una manera de culparla y de hacerla sentir mal sobre todo aquello que iba mal en la vida familiar.

Jane nunca decía nada. Ella se tragaba su dolor y rabia año tras año. De repente empezó a sentirse depresiva y a tener los ataques de pánico y las palpitaciones.

Cuando iniciamos la sesión, Jane pidió hacer tapping en sus sueños, aunque yo me hubiese enfocado primero en su temor a hablar, y el dolor y la rabia reprimida. Pero estaba bien ya que todos los caminos nos llevan a la Meca.

Ella inició gentilmente tocando sus puntos sensibles:

“Aunque tengo estos sueños horribles y molestosos, está bien, yo soy una persona fabulosa de todas maneras.”

“Aunque estos sueños están tratando de decirme algo y yo no estoy escuchando, está bien, aun soy una gran persona.”

Iniciamos en el tapping básico:
“He llevado mucha basura dentro de mí que he acumulado durante todos estos años, al no decir nada.”

“Toda esta basura necesita salir, y merece irse por el retrete.”

“Tal vez todos los retretes están llenos porque yo no he soltado ninguna de mis cosas.”

“Mi subconsciente y mi Yo superior me están diciendo que debo soltar toda esa basura, pero parece que no puedo.”

“Los retretes llenos es un espejo de cómo me siento por dentro.”

“Ahora estoy lista para soltar toda esa basura y hacerme honor expresándome.”

“Ya no necesito tener estos retretes llenos porque dejo ir mis emociones acumuladas.”

Hablamos de poder decirle al esposo como se siente. Ella decidió que no se merece que el le hable en ese tono de voz, y no aceptaría que la siga culpando.

La hice imaginar hablándole al esposo calmadamente, mientras hacia tapping en el reverso de la mano. Se sentía como algo natural y fácil para ella. Hicimos tapping para soltar heridas viejas y frases humillantes hasta que se sintió libre de emociones escondidas.

Ella hizo otra ronda básica de:

“Si necesito tener otro sueño de retretes, estos estarán limpios y claros para mí, en la medida que voy limpiando toda la basura que tengo acumulada dentro de mí.”

“Soy capaz de expresarme y honrarme en una manera centrada y amorosa.”

“Se siente bien el poder expresarme, yo me lo merezco.”

“En la medida en que me expreso, ya no necesito experimentar esas palpitaciones. Mi corazón y mi amor se tornan más fuertes ahora.”

Probamos a Jane con kinesiología (prueba muscular), y estaba fuerte en elegir, permitir y merecer. Si alguna de éstas hubiese probado débil, habríamos continuado a hacer tapping en no permitir o no merecer. En mi experiencia es esencial tener un acuerdo en todos los niveles de nuestro Ser permitiendo y mereciendo.

Luego, nos movimos a “la pesadilla de ser acechada y perseguida.”

Le expliqué a Jane que cualquier persona oscura persiguiéndonos o amenazándonos en cualquier forma en un sueño, no es más que un aspecto de nosotros mismos que no hemos sacado a la luz.

Pedí a Jane que sobara sus puntos dolorosos:

“Aunque estos sueños de alguien acechándome son aterrorizantes, tal vez de alguna manera están tratando de ayudarme, y lo que sea que están tratando de decirme, yo puedo aceptarme de todas maneras.”

Hicimos un par de rondas básicas:

“Esta sensación de ser perseguida me aterroriza.”

“Esta persona se siente oscura y da miedo.”

“¿Y si esta persona oscura es una parte oscura de mí que aun no he mirado?”

“¿Y si esta persona oscura y que da miedo necesita ayuda?”

“Tal vez esta parte que da miedo es en realidad parte de mí.”

“¿Qué tal si reconozco las partes de mí que he elegido mantener en la oscuridad?”

“Tal vez emerja toda mi rabia a la superficie y la pueda soltar.”

Hicimos tapping utilizando la versión larga. Cuando llegó a su dedo meñique, mientras hacia tapping en la punta de la cutícula, dijo:

“Me perdono por todos mis pensamientos terribles que he tenido hacia mi esposo y que he guardado dentro de mí. Me perdono yo y lo perdono a él por nuestro comportamiento y por haber contribuido en cualquier forma a este dolor dentro de mí.”

En el punto de karate:

“Entiendo que mi esposo hizo lo mejor que pudo dada su perspectiva masculina limitada.”

“Yo sé que me ama”

“Si hubiese estado bendecido con mi sensibilidad, se hubiese portado diferente, pero él eligió ser él mismo.”

“Yo quería que él fuese como yo deseaba que fuese, ¿cómo se atreve a comportarse a su manera y no como yo quería?”

“¿Qué derecho tiene de comportarse a su manera?”

Empezó a reírse.

Tapping en el punto sensible:

“Aunque hay veces en que lo hubiese estrangulado, está bien, puedo amarme y aceptarme de todas maneras.”

Ella no me había manifestado estos pensamientos previamente, pero admitió haberlos tenido periódicamente.

Secuencia larga.

“Ahora puedo eliminar toda mi culpa por los pensamientos que he tenido. Ya no necesito acumular mis emociones. Estoy lista y dispuesta a expresarme.”

“En realidad soy maravillosa. Y nuestro matrimonio ahora mejorará.”

“Ahora he liberado mi rabia, puedo abrir mi corazón y permitirme ser más amorosa hacia mi esposo.”

Jane se había cerrado sexualmente al pasar de los años. Utilizaba la excusa de la menopausia en lugar de su rabia contenida.

Fue maravilloso recibir su llamada una semana más tarde y oír que no había soñado más de ser perseguida. Sí tuvo un sueño donde encontró un retrete limpio y funcionando.

Ahora se está sintiendo más sensual y juguetona, como se sentía cuando se casó con su marido. Jane no ha tenido mas ataques de pánico ni palpitaciones desde nuestra última sesión.

Los sueños son siempre nuestros amigos, y si parecen asustarnos, una vez interpretadas las situaciones, necesitamos liberarlas de la necesidad de experimentarlas de esta manera. EFT nos ofrece la forma más rápida que yo haya encontrado que nos permite utilizar la información que nos es brindada en los sueños para liberarla y crecer.

Amor y Luz,
Aileen

Traducido por: Leopoldo Proaño

InEnglish.gif







Compartir