Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

El uso de EFT para el pánico cuando no hay nadie alrededor

Hola a todos,

Jenn Goddard tuvo un accidente en moto de nieve a millas de distancia de cualquier persona. Pensó que su pierna estaba rota y, por supuesto, el pánico apareció. Con EFT, el pánico disminuyó y fue capaz de manejar mejor la situación. Este es otro uso de EFT en la emergencia.
Por Jenn Goddard

Hola Gary,

Yo quería decirle a usted y a los lectores acerca de cómo funciona realmente EFT en escena, en respuesta a un evento traumático.

Recientemente me fui en un viaje de esquí con mi marido y tuvimos una experiencia aterradora en una moto de nieve en Vail, Colorado. Era el 3er día de nuestras vacaciones de esquí y mi marido y yo decidimos tomar un paseo sin guía en moto de nieve como parte de nuestras vacaciones de esquí. Ninguno de nosotros había montado una moto de nieve antes, pero el representante de la empresa nos dijo que no teníamos nada de qué preocuparnos, que estaríamos bien. Después de unos 30 minutos de camino, la senda en donde estábamos parecía volverse más empinada y estrecha.

Mi esposo que estaba conduciendo se estaba poniendo nervioso y decidió intentar girar la moto de nieve para volver, pero el camino era demasiado estrecho. Por lo tanto, se deslizó fuera del camino por el lado de la montaña y chocó con un árbol. Mi pierna estaba encajada entre la moto de nieve y el árbol, por lo que mi esposo que estaba hundido en la nieve hasta la cintura, tuvo que empujar esta pesada moto de nieve para dos personas de mi pierna para liberarme. En ese momento, no tenía ni idea si mi pierna estaba rota; cómo íbamos a salir de allí o si alguien nos iba a rescatar.

Eran las 9 am y la temperatura exterior era de 1 grado. No había nadie alrededor y estábamos en la ladera de una montaña sin recepción en el celular. Empecé hiperventilando y no podía respirar o calmarme. Yo estaba teniendo un ataque de pánico y estaba en un cierto shock. Empecé el tapping en todos los puntos diciendo una y otra vez "Estoy bien." Después de unos dos minutos empecé a calmarme. Empecé de nuevo hiperventilando, unas dos veces más, cuando me daba cuenta de donde estábamos, que no había nadie alrededor y que podríamos no ser rescatados. Cada vez que hice el tapping, el pánico disminuyó. ¡Qué alivio!

Por suerte mi pierna no estaba rota, y fue algo bueno, porque tuvimos que caminar más de tres millas en la nieve por la montaña hasta que tuvimos recepción en el celular y llamamos finalmente al 911 por teléfono para que vengan y nos rescaten. Finalmente nos rescataron y ambos estuvimos bien. No sé lo que habría hecho si no recordara el tapping.

Gracias a Dios por EFT!
Jenn Goddard

(Sobreviviente de moto de nieve / practicante de EFT)

Traducido por Ana Maria León - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif


Compartir