Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

EFT ayuda a que una joven música deje de temblar

Ida Kiss, de Chile, aporta muchos beneficios de EFT a su clienta de 16 años. Al desplegarse el artículo ella dice, “La semana siguiente llegó calma y de buen humor. Ella hizo tapping diligentemente todas las noches en la cama. Ya no necesitaba calmantes, y la clase de piano en la que tuvo que tocar fue un éxito. No tuvo negatividad alguna acerca de ello. Incluso informó que la actitud de su maestro había cambiado también – ¿o fue su percepción lo que cambió?”

Por Ida Kiss

Querido Gary,

Mi clienta Sandra (no es su nombre real) sufría de depresión clínica, ataques de ansiedad e insomnio. Tenía dieciséis cuando su madre murió después de una larga y dolorosa enfermedad. Ella crió a su hija sola, por lo tanto Sandra no sólo perdió a su madre sino que también perdió su hogar cuando su madre murió. Desde entonces vive con su abuela y una tía.

Cuando llegó a mí, estaba bajo tratamiento psiquiátrico, tomando antidepresivos y pastillas para dormir en forma regular, y calmantes prácticamente a diario. Al comienzo de la primera sesión sus manos temblaban (bastante desfavorable para una estudiante de música), y tenía un fuerte dolor de cabeza. Me informó de un terrible miedo a su profesor de piano y a los exámenes, lo que hacía que pensara en dejar de estudiar. El dolor de cabeza era de 6 en una escala de 0 a 10.

Decidí encuadrar previamente el procedimiento de EFT ya que tiene la edad en la que los jóvenes son especial y refinadamente sensibles al ridículo. Primero le hablé de nuestro sistema energético. Subrayé que el procedimiento de EFT es tan natural que hasta los primates instintivamente usan algo parecido a esto. También le recordé que muchas veces cuando las personas están bloqueadas se rascan la cabeza; las personas impacientes golpean los dedos sobre la mesa y muchos procedimientos religiosos incluyen golpearse el esternón con el puño. Interpreté esto como una forma espontánea e instintiva de regular las energías del cuerpo.

Los conceptos de los meridianos y la acupuntura son aplicaciones concientes y sofisticadas del mismo fenómeno. Aceptó esto y comenzamos por el dolor de cabeza. Le conté que haríamos cosas de monos, tapping en nuestro cuerpo y cabeza como los chimpancés. Le llevó tres rondas (sin el procedimiento de los 9 rangos, pero sumando la coronilla) para que la intensidad del dolor de cabeza de 6 bajara a 0.

A ella le gustó especialmente el hacer tapping en la coronilla. La divertía. Hice tapping con ella, como siempre lo hago. Es una manera de mantener el rapport con el cliente. Me sentiría extraña y alejada sentada mirando mientras los clientes hacen tapping.

Sandra se sorprendió favorablemente, y con ganas hizo tres rondas para el temblor de sus manos. Suspiró, se relajó y permaneció un momento en silencio, sonriendo. ¡El verdadero trabajo podía empezar! Comenzamos por su miedo al profesor de piano.

Utilicé la Técnica de Cuenta la Historia. Eligió un evento específico, su último examen de piano, que fue desastroso. Se sentía fatal, el resultado fue malo y el profesor le decía cosas humillantes. Le pedí que me contara de ese día desde el momento en que se levantó, y que se detuviera en el instante en que sintiera la tensión en aumento. Pronto identificó el momento y le hice contar cada paso hacia el Instituto de Música.

Nos detuvimos en cada esquina donde crecía la tensión e hicimos tapping por miedo, ambivalencia, incertidumbre, enojo, envidia, solo por nombrar algunos. Al finalizar con la intensidad de una emoción negativa después de otra, comenzó a disfrutar del proceso. Cuando terminamos con el tema del examen (llevó cerca de una hora), recordamos la historia completa nuevamente y limpiamos la negatividad remanente.

Ya no temblaba, había olvidado su dolor de cabeza y estaba esperando con curiosidad a su próxima clase de piano con su profesor… y yo también.

La semana siguiente llegó calma y de buen humor. Ella hizo tapping diligentemente todas las noches en la cama. Ya no necesitaba calmantes, y la clase de piano en la que tuvo que tocar fue un éxito. No tuvo negatividad alguna acerca de ello. Incluso informó que la actitud de su profesor había cambiado también – ¿o fue su percepción lo que cambió? Sin embargo, el insomnio permanecía ahí esperando a ser tratado.

Ahora Sandra confiaba en el método, sabía que no sufriría. Si tenía cualquier intensidad de emoción negativa, podía enfrentarla y tratarla. Su mente inconsciente comenzó a creer que la información negativa podía aflorar a la superficie sin amenazarla. Entonces decidimos trabajar su insomnio.

Su problema era que no importara el cansancio, no podía quedarse dormida, aún con píldoras para dormir. Me contó que su madre sufrió mucho y que en la noche se quejaba. Durante la semana, la abuela de Sandra cuidaba de ella por la noche, pero en los fines de semana Sandra estaba encargada de ella. El sonido de su madre sufriendo la afectaba terriblemente, entonces ella no podía dormir. Hicimos tapping sobre esto, y la intensidad bajó. No paré ahí con el trabajo de detective y le pregunté el día preciso en que el insomnio apareció por primera vez. ¡Y mi sensación instintiva estaba acertada! ¡Ser específico en este aspecto también!

¡Resultó que el insomnio había empezado dos años antes de que a la madre de Sandra le diagnosticaran cáncer! Sandra recordó que después de una excursión de un fin de semana su madre sufrió de una intoxicación por alimentos, que se manifestó con diarrea, vómito y dolores terribles de estómago. La niña tenía once años en ese momento, sola con su madre, y desde entonces tuvo pesadillas casi todas las noches. La pesadilla era acerca de su madre, que camina por una calle delante de Sandra y de pronto desaparecía en un gran agujero delante de los ojos de su hija. Supuse que su mente inconsciente quería salvarla de estas pesadillas, pero evitando que durmiera.

Para trabajar con este tema elegí La Técnica de la Película. Después de tres rondas de tapping le pedí a Sandra que mirara la película pero acelerándola y para atrás. Lo hizo en forma entusiasta. Cuando la intensidad bajó a cero, le pedí que rompiera el DVD en pedazos, lo que empezó a hacer, pero la detuve, y le marqué que en el momento de la película, los videocasetes eran más comunes, entonces que por favor destruyera el video. ¡Como nos divertimos!

Todavía quedaba tiempo de la sesión de 1.5 horas, entonces decidimos trabajar el problema de Sandra para practicar piano en el Instituto. Tenía el hábito de la postergación, lo que la enojaba consigo misma. El hall con el piano tenía grandes ventanas y potencialmente cualquiera que pasara podía oírla mientras practicaba. Se sentía incómoda, juzgada y no lo suficientemente buena. Aplicamos el mismo método que con el examen, Cuenta la Historia, pero teníamos que esperar los resultados; ¿cómo pruebas la postergación?

Sandra llegó la tercera sesión vestida bellamente y con toques de maquillaje. No era la niña adolescente, sino una madura mujer joven. Dejó de tomar píldoras para dormir ya que las pesadillas no regresaron y podía dormir sin demora. Se sentía en paz y de buen humor. Le aconsejé que consultara con su psiquiatra acerca de disminuir o incluso la posibilidad de interrumpir la medicación para depresión, y ella estuvo de acuerdo.

La postergación ya no es un problema. Disfruta su práctica de piano y siente que fluye al tocar escalas y estudios. Todavía tiene problemas, pero puede arreglarse con ellos. Discutimos su estilo de vida, su aprendizaje y hábitos de recreación. La terapia se convirtió en coaching en la forma más natural.

Ida Kiss
Psicóloga clínica, master en PNL

Traducido por Lic. Mariela Carvia

InEnglish.gif


Compartir