Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

Una clienta hace un detallado recuento de cómo se siente aliviarse de la agorafobia

Aquí se muestra un maravilloso ejemplo de cómo se siente ser agorafóbico y que el problema se resuelva mediante tapping. Este detallado recuento es presentado por Hill Phillips, quien estuvo restringida a una cuadra por la agorafobia durante 22 años. Ella presenta gráficamente la severidad de su reacción de pánico previa y nos introduce a la experiencia mental y emocional al hacer que el problema desaparezca.

Esta historia resulta particularmente importante para quienes sufren de agorafobia actualmente, y quienes tal vez piensen que hacer tapping sea “demasiado raro para ser verdad”. Presenta un mapa hacia el alivio.
Por Jill Phillips

Estimado Gary:

No soy una gran escritora o terapeuta, sólo una persona que ha padecido una fobia muy severa.

Estuve restringida a una cuadra durante 22 años. Yo sólo podía ir hasta la mitad de mi cuadra porque padecía agorafobia. Me daba un pánico avasallador si me pasaba de mi punto de seguridad, mismo que estaba cuatro casas a lo largo de mi cuadra, hacia el lado sur. Podía ir a la esquina con alguna ansiedad hacia el norte. Yo estoy en la cuarta casa a partir de la esquina en el lado norte. Así que, en total, yo sólo podía caminar frente a ocho casas.

También padecía de una gran cantidad de pánico mientras me encontraba en casa pero hace alrededor de seis años descubrí que tenía muchas alergias alimentarias y éstas estaban causándome mucho de mi pánico. Pero aún después de que descubrí lo de las alergias alimentarias y de que el pánico se redujo bastante, yo aún no podía salir de mi zona de seguridad.

Una amiga mía conocía una terapeuta que hacía tanto EMDR como TFT (el precursor de EFT). Yo no sabía nada de ninguna, así que leí algunos materiales que la terapeuta me dio. Pensé que TFT sonaba ridículo pero me interesaba el EMDR.

Gary, antes de proseguir, quiero que sepas que yo padecía pánico extremo cuando trataba de salir de mi zona de seguridad, quiero decir, algo realmente extremo. Nunca supe cómo iba a salir porque yo simplemente no podía hacerlo. El pánico era muy, muy avasallador, y yo rezaba y le decía al Señor que yo simplemente no podía ir con la cantidad de pánico que sentía a menos que Él me lo quitara.

El pánico que sentía era como si estuvieras en un avión a treinta mil pies de altura y saltaras, y te dieras cuenta de que tu paracaídas no iba a abrirse. Así de intenso era. Y yo nunca he tomado medicamentos de ningún tipo porque (1) les temía y (2) no había ningún loquero que viviera en mi cuadra. Así que aquí estaba yo sentada en mi sofá con una terapeuta que vino a mi casa y quien me iba a enseñar cómo hacer tapping para que mi pánico se fuera. ¡¡¡Qué tontería!!!

Pensé que le seguiría la corriente y haría tapping para que ella viera que no iba a funcionar y entonces podríamos empezar a trabajar con EMDR. Ella me pidió que pensara acerca de ir a caminar y me preguntó en qué nivel de ansiedad estaría en una escala del cero al diez. Pensé en ello y le dije que probablemente en nueve. Entonces me pidió que hiciera tapping en el inicio de mi ceja, bajo mi ojo, bajo mi brazo y en mi clavícula y luego que hiciera algo realmente raro que incluía hacer tapping en el dorso de mi mano mientras movía mis ojos alrededor, y tarareando y contando.

Después de que lo hice yo pensé: “qué loca”, ¿y yo voy a pagar dinero por esto? Así que ella me pidió que pensara en ir a caminar nuevamente y me preguntó en qué nivel estaba mi ansiedad en una escala del cero al diez. Yo no podía pensar que era como que el pensamiento se hubiera ido o algo así. Sólo me quedé ahí sentada y traté de pensar en ello pero el pensamiento parecía muy lejano. Le dije que no sabía, que el pensamiento como que se había ido y ella dijo que usara el primer número que viniera a mi mente. Yo dije: “Ummm, tal vez tres”.

Entonces ella dijo: “A qué más le temes”. Yo le dije “a estar sola”. Ella dijo: “En una escala del uno al diez, ¿en qué punto está tu nivel de ansiedad?” Lo pensé y entonces le dije: “Bueno yo realmente no siento ansiedad cuando pienso en cosas, realmente no siento nada. Sólo estoy adivinando donde siento que estaría”. Así que ella dijo: “Vamos a caminar”. Yo pensé, bueno, aquí viene. Saldremos por la puerta y llegaremos a la cuarta casa. Entonces yo haré esta cosa tonta del tapping y le diré que no funciona, duh, y luego regresaremos y haremos el EMDR –que a mí me parecía mucho más creíble que esta cosa del tapping.

Así que atravesamos la puerta y empezamos a caminar calle arriba. Yo me preguntaba si ella iba a estar realmente molesta conmigo cuando le dijera que no funcionaba. Pensé que probablemente se enojaría y se metería a su coche y se iría y ahí terminaría todo. Pensé que tal vez ella pensaría que yo ni siquiera lo estaba intentando. Así que llegamos a la cuarta casa, y nada de ansiedad. Vamos a la quinta casa y aún nada de ansiedad. Pasamos la séptima y hasta la octava y yo me paré en seco, me di vuelta y la miré y dije: “Qué está pasando. No tengo ansiedad ni pánico. No lo entiendo. No hemos hecho nada todavía”. (Pensé: ¿Esta señora me habrá hechizado o algo así?)

Ella dijo: “Sí lo hicimos. Hicimos tapping en la casa”. Yo le dije: “Pensé que sólo me estabas mostrando cómo. No sabía que había HECHO algo”. Así que caminamos todo el trecho hasta el final de la cuadra. No tenía pánico, ni ansiedad y no tenía que pelear pensamientos angustiantes y hablarme a mí misma para tratar de mantenerme en calma.

La última vez que estuve al final de ese lado de mi cuadra fue con un grupo de personas que trataron de hacerme ver si podía lograrlo, y sentí que moriría. Tenía la boca seca, el corazón golpeteando, un sentimiento de irrealidad, y una gran sensación de estar condenada. Ahora aquí estaba, siete años después sin pánico alguno y todo lo que sentía era emoción y sentimientos de júbilo y libertad. ¡¡¡Estaba sorprendida!!! Todo lo que pude decir fue: “Esto es sorprendente”. ¿Cómo logra esto el tapping? No podía creerlo.

Regresamos a casa y le conté a mi esposo. Entonces quise caminar de nuevo, para asegurarme de que era real, que no iba a desaparecer. Así que caminamos calle arriba nuevamente. Entonces quise ir yo sola y que la terapeuta y mi esposo permanecieran en la acera junto a mi casa. Caminé calle arriba, a nueve casas de la mía, sola. El único momento en que sentí ansiedad fue cuando miré calle abajo hacia la acera y vi algo de pornografía escrito allí. Hice tapping y la ansiedad se fue.

Caminé calle arriba siete veces ese día. Después de que la terapeuta se fue, todo lo que podía pensar era WOW, realmente estoy muy contenta de que ella me haya enseñado esta cosa del tapping. Mi esposo y yo caminamos a la otra esquina de mi cuadra y alrededor de la misma hasta el final de la otra cuadra. Entonces caminamos por el callejón, al final de la cuadra y alrededor de la esquina hasta el final. He de decir que estaba sorprendida, pero no locamente sino que era algo lento.

La semana siguiente mi terapeuta vino nuevamente y esta vez nos subimos al auto. Habían pasado años desde que yo había viajado en auto y me tenía que acostumbrar a lo que se sentía. Me había olvidado cómo se sentía y lo rápido que van. Antes de irnos, hice tapping para viajar en auto y alejarme más. Pasamos tres cuadras. A la segunda cuadra me empecé a poner muy apanicada. Estaba en diez y mi boca estaba toda seca. Así que paramos y yo hice tapping y eso se fue y la saliva empezó a regresar a mi boca en segundos.

Como tres meses después de que yo empezara con TFT, ordené el manual de TFT del Dr. Callahan. El rápido tratamiento de pánico, agorafobia y ansiedad. TFT es bueno y así fue como empecé mis primeros pasos, pero he estado usando EFT desde entonces. He estado usando EFT desde el cuarto mes después de salir porque me di cuenta de que TFT ya no estaba funcionando tan bien y yo no podía pagar tres mil dólares para obtener la Tecnología de Voz. Así que ahora uso EFT y funciona siempre. Yo realmente no uso los atajos porque realmente no me toma tanto tiempo hacer la forma larga. Y no quiero arriesgarme a tener un pánico realmente severo.

Yo sólo he usado EFT para salir y sé que todavía tengo mucho trabajo por hacer. No he hecho tapping para el abuso sufrido en mi infancia o por haber sido violada dos veces cuando tenía veintitantos años porque realmente no sé cómo hacerlo. Sólo he visto a la terapeuta tres veces. Una vez en Marzo del 99 y dos veces en Abril del 99.

Habiendo estado confinada en casa durante 22 años y siendo mi esposo el único proveedor de dinero, no tenemos mucho. He bajado e impreso tu manual y he bajado la transcripción avanzada. Todavía tengo mucho trabajo por hacer. Aún no he hecho tapping para el miedo a estar sola. No sé como hacerlo. He ido alrededor de dos millas al norte, este, sur y oeste de mi casa, lo cual es mucho para mí. He comido en un restaurante y voy de compras con mi esposo una vez por semana. ¡¡¡Me encanta ir de compras por los víveres!!! He ido a la iglesia y voy a varias tiendas.

Pero aún con este éxito, todavía soy cautelosa, todavía temo que EFT no va a funcionar. Incluso temo deshacerme del miedo y de temer que EFT no va a funcionar. Como que en algún punto si me deshago del miedo entonces no va a funcionar y me dejará al descubierto, cometiendo errores y llevándome a un gran ataque de pánico. Así que es como que tengo que ser cuidadosa y no tomar mi libertad a la ligera. ¿Hace esto algún sentido?

Comentario de GC: Esto es normal. Hacer tapping para el miedo hacia el miedo probablemente te llevará más lejos en tu recuperación, pero es mejor que tomes pasos graduales. Sal 2.5 millas y ve que sucede. Haz tapping si lo necesitas. Entonces repite hasta 3 millas. Entonces 5, 10 y 20 millas… y así continúas. Las probabilidades son que ya hayas superado el problema. Pero, ¿para qué arriesgarte cuando puedes facilitar el ir a mayores distancias?


De cualquier manera, estoy muy contenta con los lugares a donde puedo ir y lo que estoy haciendo. 22 años es mucho tiempo. Pero me gustaría estar en el punto en donde puedo subirme al auto y recorrer América si así lo deseo. ¿Crees que eso sea posible? Espero que mi historia sirva a alguien. EFT sí funciona, y si no hubiera estado atascada durante tantos años me sentiría más cómoda simplemente atreviéndome a hacerlo, simplemente soltándome. Gracias por escucharme.

Jill Phillips

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif