Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

La ansiedad ante la cirugía y la EFT

Chrissie Hardisty nos explica detalladamente el uso de EFT para la ansiedad ante la cirugía. Toma nota del comentario al final sobre cómo hace tapping por su amiga (en sustitución).
Por Chrissie Hardisty

Quisiera escribir sobre una amiga mía, Pat, que fue sometida a cirugía pionera hace unas semanas. Justo antes de Navidad le enseñé a usar EFT para su adicción al chocolate, lo cual fue un gran éxito, y por lo tanto tenía conocimientos de EFT.

Tuvo un prolapso de vejiga y le dijeron que pasarían al menos tres meses antes de que la pudiesen operar; sin embargo, a las dos semanas de haber visto al especialista, la llamaron del hospital para ver si estaba dispuesta a ser sometida a una cirugía pionera que no se había realizado antes en el país [Reino Unido]. Un especialista iba a venir desde Europa para enseñarle el procedimiento a su médico y buscaban a 4 voluntarios experimentales. Esta era la buena noticia. La mala era que no iba a poder recibir anestesia general, tan sólo epidural, lo cual no le entusiasmaba en absoluto; de hecho, que la aterrorizaba es una expresión más adecuada.

Tenían a 4 candidatas para esta cirugía en concreto, todas para el mismo día. Cuando decidió aceptar (4 días antes del día que se programó la cirugía], me llamó para contarme lo asustada que estaba, a lo que yo le contesté que hiciese tapping, y ella lo hizo cada día. El jueves fue al hospital y se encontró con las otras tres mujeres, que estaban sumamente asustadas, pero Pat se sentía serena y calmada. Fue la única que durmió como un tronco; la única que vio la televisión la mayor parte de la mañana de la cirugía, que era por la tarde; la única que no necesitó medicación previa, puesto que, como dijo la enfermera: "tú no lo necesitas, ya estás bien calmada".

Como estaba tan calmada cuando llegaron al quirófano, decidieron darle sólo anestesia local, y según Pat todo fue muy apacible y no sintió nada. Con una operación normal en un hospital normal se suele estar ingresado hasta 10 dais; a ella le dieron el alta el domingo, a las 48 horas de la operación. Las enfermeras estaban asombradas de que no tuviese más cardenales y de que se hubiese recuperado completamente en tres semanas.

A propósito, hice tapping por ella a lo largo de ese día y unas cuantas veces el día de la operación.

¡Da que pensar!

Con cariño y mis mejores deseos.
Chrissie Hardisty

Traducido por Ana Saval-Badía Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif


Compartir