Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

EFT calma una ansiedad relacionada con fibrilación auricular

Quienes padecen los latidos cardiacos irregulares de una fibrilación auricular experimentan una ansiedad comprensible. Por supuesto que hay muchas formas para tratar esta ansiedad con EFT, pero encontrará que el método de Nancy Morris es particularmente útil y estimulante.
Por Nancy A. Morris, EFT-ADV

Este caso muestra cómo al alentar al cliente a encontrar su propia manera de describir el evento (con su propio “lenguaje interno”) ayuda a que EFT actúe a través del practicante.

Sofía estaba fuera de sí cuando vino a verme. Había tenido ataques de fibrilación auricular durante más de 7 años; sucedían tal vez una o dos veces al año pero eran largos episodios que duraban hasta 38 horas y una vez requirió una visita al hospital para darle un choque al corazón y recuperar el ritmo cardiaco. Ella no era nueva en la fibrilación auricular, de modo que ¿por qué la angustia? La noche del sábado anterior estaba en la cama, relajada, acurrucándose para dormir cuando fue “despertada sobrecogida” por un rápido e irregular latido de su corazón. Para entonces, ella sólo tomó más medicamento para el corazón y una píldora para relajarse y cayó dormida. Cuando despertó, el corazón había recuperado el ritmo y ella pensó que todo estaba bien.

Sin embargo, desde aquella noche se volvió muy temerosa y ansiosa todas las noches al irse a la cama y fue incapaz de dormir. Sofía sentía que su miedo de caer dormida estaba directamente relacionado por haber sufrido una operación a corazón abierto y estado en una máquina corazón/pulmón (su propio corazón se había detenido por un momento) y por el trauma somático de esto, así como por la fibrilación auricular. Ha tenido que tomar píldoras para dormir todas las noches, sentirse aturdida por las mañanas y permanecer con miedo durante todo el día.

Pregunté a Sofía en qué parte del cuerpo sentía esto y no hubo sorpresa cuando dijo que era en el centro del pecho. Su nivel de intensidad acerca de esto era de 10 en una escala de 0 a 10. Hicimos una preparación en EFT así como tapping durante varias rondas con el episodio de fibrilación auricular de la noche del sábado. Como frases recordatorias usé cosas como Estaba relajada, todo estaba bien y de repente desperté sobrecogida, estaba en un lugar vulnerable, casi para dormir y me despertó una sacudida, me asusté. El nivel de intensidad de Sofía disminuyó lentamente: 10, 9, 8 sobre 10.

Le pedí que describiera la sensación física y primero fue dura y tensa, después empezó a ablandarse y expandirse. Le pregunté que cuál era su miedo y dijo que estaba “temerosa de no despertar de nuevo” por lo que hicimos tapping específicamente en eso y poco a poco disminuyó su nivel de intensidad: 8, 7, 6, 5 y la sensación del pecho se había suavizado un poco.

En este punto ella describió la sensación en el pecho como un revoloteo; dijo que se relajaría y entonces revoloteó más rápido y después se relajó de nuevo, como un ave. Al preguntarle qué tipo de ave, Sofía dijo que era una paloma blanca. Si tuviera un nombre, ¿cuál sería? Gracia, ella dijo.

Hicimos tapping con Esta ave temerosa dentro de mi pecho, quiere salir… ¿cómo puedo ayudarla a salir?… No me está ayudando… ella piensa que es ella pero sólo está evitando que yo duerma y volviéndome ansiosa… trata de protegerme, pero no necesito su ayuda, necesito dormir un rato, necesito relajarme. Con más tapping bajó su nivel de intensidad a 5, 4, 3, 2 en una escala de 0 a 10.

En este punto, Sofía dijo que Gracia había emprendido el vuelo, pero que aún tenía una sombra de Gracia en el pecho. Ella me preguntó si podía asomarse adentro y visualizar esta sombra mientras yo continuaba con el tapping a lo que respondí que estaba bien. Sofía describió lo que visualizó: pudo ver su “yo superior” acercar su mano para persuadir a la sombra del ave a que subiera a su dedo, parecía muy asustada pero ella estaba siendo paciente con ésta. Cuando el ave no se movió durante un rato, tuve que hacer una pausa e hicimos la respiración de clavícula. Después de eso pedí a Sofía que verificara su pecho y dijo que había llegado a 0, y que Gracia se había ido y que la sombra del ave estaba sentada en la rama de un árbol.

Sofía sintió gran alivio y gratitud. Me llamó el día siguiente para decirme que esa noche había dormido pacíficamente sin tranquilizantes. Una semana después, Sofía me informó que había caído dormida todas las noches sin tranquilizantes y que el carbón ardiente de su pecho se había ido permanentemente. Confiar en EFT así como en el proceso personal del cliente fue como logramos el éxito.

Nancy A. Morris, EFT-ADV

Traducido por Ricardo Viesca Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif



Compartir