Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

Un caso en donde el ansia por el cigarro resultó ser una forma de auto-castigo

Hola a Todos/todas

En este caso, que consta de una amplia gama de aspectos, de Leonard Thornton de Canadá, se descubrió que las ansias cotidianas por cigarrillos, que padeció un ex fumador, se debieron a una necesidad más profunda de auto-castigo. Se aplicó EFT a esa necesidad de castigo y así la ansiedad desapareció.


Por Leonard Thornton, Ph.D

Hola Gary,

Brevemente quisiera presentar una experiencia muy interesante con un cliente, el cual recientemente vino a verme para tomar 5 sesiones conmigo. Lara (no es su nombre real) quería aprender EFT para aplicarlo en ella así como para ayudar a los estudiantes de su escuela en la cual trabajaba en primeros auxilios. También tenía que atender varios traumas de su adolescencia.

Comenzamos nuestra primera sesión, después de haber platicado sobre EFT y Medicina de Energía, con el procedimiento de Respiración Constreñida. He descubierto que los problemas y el estrés pueden desencadenar problemas de opresión en el proceso respiratorio. Comenzamos identificando el nivel de opresión, en una escala del 0 al 10 y después simplemente hicimos la frase preparatoria, Aunque tengo esta opresión respiratoria…


Comenzamos a hacer tapping arriba de la cabeza. Siempre les pido que pongan particular atención a cualquier recuerdo, emoción, sensación corporal, y que si quieren lo describan. Después, de una ronda o dos, cuando la opresión ha disminuido, le pido al cliente que se enfoque en ese recuerdo o sensación particular, y haga la frase preparatoria alrededor de eso y luego que haga tapping en cada una.

En el caso de Lara resultó que la opresión estaba fuertemente relacionada a problemas para respirar y asma. Mientras trabajamos en esto, Lara se puso muy sensible al comenzar a recordar traumas de su niñez. Utilizamos el tiempo restante de la sesión trabajando con sus recuerdos dolorosos por haber crecido en una familia muy abusiva. Fue todavía más difícil para ella, ya que era la mayor de 5 hermanos y había desarrollado un sentido de responsabilidad muy fuerte que la llevaba a proteger a sus hermanos menores.

Tenía fuertes sentimientos de culpa, vergüenza, y se culpaba a sí misma por no poder proteger a los demás niños. Avanzamos en esto en la primera sesión, pero no desapareció por completo. De todas formas, ella se veía más contenta y me dijo que deseaba escribir un libro sobre abuso para ayudar a otros, pero que el tema siempre había sido tan doloroso que por eso no lo había hecho. Me dijo, “Tal vez ahora podré ser capaz de escribir ese libro”.

Las próximas 2 sesiones continuamos trabajando en aclarar y dejar ir todos esos traumas de la niñez que seguían apareciendo. En una de esas sesiones descubrimos una causa probable por la que Lara pensaba que se había iniciado su problema de peso. En un momento determinado le pregunté si era posible que ella en algún punto hubiera decidido no ser atractiva para no llamar la atención de un padre abusivo.

Lara reconoció en el instante que de hecho había sido así. Mientras hicimos tapping en esto, tuvo recuerdos precisos de un día, cuando tenía alrededor de 12 años, sintió que su padre estaba mirando su cuerpo. En ese momento decidió que no quería que nunca más su padre la mirara de esa forma. Pero de todas formas, había culpa al hacer esto ya que entonces comenzó a creer que sus hermanas menores recibirían más atención por esta decisión de ser menos atractiva.

Uno a uno fuimos aclarando y soltando los trastornos en el campo energético. En ocasiones para Lara era muy difícil, porque estos recuerdos eran muy dolorosos, me aseguré de tener una caja de Kleenex a la mano. Cada sesión parecía completar alguna fase del proceso y Lara comenzó a sentirse más ligera y contenta cuando trabajábamos juntos.

Lara se presentó en la cuarta sesión respirando con dificultad, me dijo que se sentía bien hasta que llegó a mi puerta, y de repente se presentó la dificultad. Le sugerí que eso podría significar que teníamos que trabajar más con su respiración. Lara aceptó, pero también me dijo que había otras cosas en las que quería trabajar y no quería usar más tiempo en esto. Le aseguré que nos podíamos hacer cargo de esto y tener tiempo también para lo demás.

Mientras fuimos trabajando en la dificultad para respirar, salieron a relucir otros aspectos para Lara acerca del fumar. Le pregunté si había fumado alguna vez y me contestó que sí pero que ya no lo hacía más desde hacía varios años. Pero, que no había pasado ni un solo día sin que tuviera la ansiedad por un cigarro.

Aparentemente su madre fumaba cuando ella era una niña y ella misma comenzó a fumar alrededor de los 11 años. Su problema principal fue la muerte de su madre cuando tenía 58 años a causa de cáncer pulmonar. Esto le dio un fuerte sentido de súper-responsabilidad (culpa acerca de no ser capaz de proteger a sus hermanos menores) Lara también estaba cargando con un fuerte sentido de responsabilidad por la muerte de su madre. Aparentemente razonaba que su madre había muerto de cáncer de pulmón porque ella también había fumado.

Sumándole más a su tremenda culpa, estaba su fuerte creencia de que su hermana, ahora cerca de los 58, también iba a morir de cáncer de pulmón y que sería su culpa (Lara), ¡ya que había fumado cerca de ella aun cuando su hermana le había rogado que no lo hiciera!

Hicimos varias rondas, usando frases preparatorias como,

Aunque creo que fui responsable por que mi madre murió de cáncer de pulmón y tengo esta terrible sensación de culpa acerca de esto…

Aunque me siento culpable porque fumé cerca de mi hermana con todo y que ella me rogó que no lo hiciera y ahora estoy preocupada de que se enferme de cáncer de pulmón y muera igual que mi madre…

Conforme fuimos haciendo las rondas acerca de la muerte de su madre, me dio la impresión de que la intensa ansiedad que Lara sentía por los cigarrillos era una forma de auto-castigo. Ella literalmente pensaba que era responsable por la muerte de su madre, y que tal vez podría ser por la de su hermana, por lo que ella, Lara, necesitaba castigarse con esta continua ansiedad.

De todas formas no dije nada en ese momento, ya que sentía que la misma Lara iba a llegar sola a ese entendimiento. Después de 30 segundos, repentinamente Lara dijo, “Sabes, creo que me he estado castigando todo este tiempo con esa ansiedad de fumar cigarros” Ambos nos sentimos eufóricos cuando ella reconoció esto y terminamos la sesión en forma optimista. La respiración de Lara había regresado a la normalidad y se había liberado de una gran carga de culpa.

Cuando Lara vino a su quinta sesión una semana después, se veía bien y contenta y cuando le pregunté si había tenido ansiedad por fumar, contestó que ¡ni una en toda la semana! Esto es impresionante, especialmente porque no habíamos hecho para nada tapping en el fumar o en la ansiedad por cigarrillos, solamente en los aspectos con su madre y con su hermana.

Utilizamos esta última sesión para aclarar cualquier aspecto remanente de la niñez de Lara. Nos enfocamos también en el proceso de EFT y cómo usarlo para ayudar a otros, cosa que ella quería. Cuando comenzamos nuestras sesiones le había prestado mi manual de EFT y Lara ya había sacado una copia y la había estado estudiando entre sesiones. Lara me confesó, que ahora sentía que ¡sería capaz de escribir ese libro sobre abuso en las familias!

Como seguimiento, tuve oportunidad de hablar con Lara después de 3 meses de nuestra última sesión y también como 5 meses después, en ambas ocasiones le pregunté acerca de si había sentido ansiedad por fumar, me dijo que ni una sola vez. Cuando le pregunté acerca del libro que siempre había querido escribir, Lara me dijo que todo estaba saliendo muy bien y de que ella no habría sido capaz de escribirlo sin las sesiones que tuvimos.

Aunque podríamos discutir que la adicción inicial de Lara por fumar no surgió como auto-castigo (aunque pudiera ser) ciertamente las ansiedades posteriores pueden ser vistas como que se originaron más por problemas emocionales que por causas bioquímicas.

¡Una experiencia muy gratificante y satisfactoria!

¡Bendiciones!
Leonard Thornton, Ph.D

Traducido por Laty Naime

InEnglish.gif

Compartir