Forma parte de la AHEFT y accede a más beneficios

Login

Cinco patrones de conducta extremos relacionados con la organización y cómo tratarlos con EFT

Esta serie dividida en 5 partes, del experto en organización Figen Genco, sin duda será de interés para muchos.


Por Figen Genco, BA

Primera parte: Síndrome de Diógenes

Definiría “organizado” como aquello que incluye sistemas fáciles de emplear y de mantener, que permiten alcanzar la productividad y la serenidad. Dichos sistemas se aplican tanto a las posesiones como a las actividades. Durante años, he sido testigo de cinco patrones de conducta extremos que provocan ansiedad, relacionados con la organización. Las cinco conductas extremas que obstaculizan la vida de personas y espacios funcionales y calmados son los siguientes:

1. Síndrome de Diógenes
2. Compra impulsiva
3. Desorganización crónica
4. Perfeccionismo
5. Organización excesiva

Por favor, no olvidéis que NO soy un profesional sanitario certificado. Mi principal fuente es mi propia experiencia trabajando con gente y mis investigaciones en las áreas relacionadas con mis hallazgos. Asumid la responsabilidad de la aplicación de las perspectivas que ofrezco y buscad la ayuda médica profesional necesaria. Los estados graves que presentan algunas de dichas conductas intensas pueden tener efectos fatídicos, como sucede en los casos extremos del Síndrome de Diógenes.

Síndrome de Diógenes y EFT

No estoy a favor de tipificar a la gente. Para que mis artículos resulten fluidos, emplearé términos que resultarán familiares a mis lectores, como por ejemplo “Síndrome de Diógenes.” Considero que no importan las diferencias que observemos desde el exterior, pues todos somos iguales en nuestro interior.

Determinadas condiciones internas y externas hacen que la gente se comporte de una cierta manera y esto hace que se la etiquete y clasifique bajo una variedad de encabezados. En mi trabajo con mis clientes, en primer lugar abordo la forma en que se ven a sí mismos. A menudo emplean expresiones que los etiquetan, como por ejemplo “Soy un acumulador obsesivo,” “Soy un desastre” y “Nunca me organizo.”

La pregunta “¿Soy el peor?” es bastante popular. Puede que uno mismo se haya puesto una etiqueta o que la haya adoptado a partir de los comentarios de otra persona. Dichas etiquetas causan desesperación y hacen que la gente se abandone y también se convierten en excusas para no trabajar para cambiar la conducta o la situación.

El Síndrome de Diógenes puede ser una etiqueta empleada para describir a un amplio abanico de gente, desde la persona cuya conducta de acumular se considera normal en algunas situaciones, a la persona que acumula tanto que su morada pasa a ser inhabitable por razones de seguridad y por falta de espacio.

“EN TODOS LOS TRABAJOS DE DIOS las leyes de la belleza se consumen en retratos que se desvanecen, en el nacimiento y la muerte. No cabe la acumulación en ellos, sino una creación nueva y constante, un flujo de vida eterno que emana del corazón de Dios.” George MacDonald

“Muchos creen que acumulando dinero lograrán la seguridad. Si el dinero es la ÚNICA esperanza que tienes de alcanzar la independencia, nunca la obtendrás. La única seguridad que puede tener una persona en este mundo es una reserva de conocimiento, experiencia y habilidad. Sin dichas cualidades, de poco sirve el dinero.” Henry Ford

“Tenemos mucho amor y cuando me pregunté cuál sería el mayor servicio que podría prestar a mi comunidad – que beneficiara al máximo a aquellos que me rodean – descubrí que no residía en acumular lo que tengo, sino en compartirlo.” Andre Braugher

El diccionario Merriam-Webster define la palabra inglesa “hoard” (provisión) como “un suministro o fondo almacenado que a menudo es escondido”. La palabra proviene del inglés medio “hord”, originario del inglés antiguo; es parecido al gótico “huzd treasure”, del inglés antiguo “hydan”, de esconder.

Saber cuando hacer acopio de reservas se convierte en “una conducta compulsiva que afecta negativamente a otras áreas de nuestra vida” establece la diferencia entre guardar y acumular. El Síndrome de Diógenes conlleva la acumulación y la incapacidad de desprenderse de posesiones, hasta el punto que las zonas habitables ya no pueden usarse para los propósitos originales. Suele etiquetarse el Síndrome de Diógenes como un trastorno obsesivo compulsivo (TOC). Las personas que lo padecen no se limitan a guardar cosas, sino que constantemente se hacen con nuevo material – en los casos graves, hasta el grado de interferir en su vida cotidiana y seguridad.

Signos típicos del Síndrome de Diógenes

• Acumular material impreso como periódicos, revistas, correo o libros.
• Guardar objetos que no se pueden utilizar, como por ejemplo cosas rotas que ya no se pueden reparar o clavos oxidados.
• Tener dificultades a la hora de eliminar objetos por miedo a perder algo importante.
• Mantener un registro detallado de objetos que ya no son necesarios o no sirven.
• Guardar cantidades excesivas de objetos reciclables.
• Adquirir grandes cantidades de productos por si se produce una situación de emergencia y no utilizarlos nunca.
• Adquirir objetos de escaso o nulo valor y tener dificultades para deshacerse de ellos.
• Comprobar la basura.
• Acumular tanto que resulte imposible vivir en ese espacio.

¿Cuál es el origen del Síndrome de Diógenes?

Como en otros tipos de conductas compulsivas, el Síndrome de Diógenes suele ser una reacción emocional a un trauma previo que haya experimentado la propia persona o bien una conducta adquirida y desarrollada porque un progenitor, familiar o una nación experimentó dicho trauma. Dado que la conducta que se deriva es causada por una emoción, puede ser tratada con EFT.

Traducido por Eva Llobet Martí

Emociones relacionadas con la acumulación oculta

ANSIEDAD por
• el tratar de tomar decisiones sobre qué dejar ir
• el pensar en soltar
• el intentar soltar

DEPRESIÓN por vergüenza

ABRUMADO por
• estar rodeado por cosas
• la cantidad de cosas

MIEDO por
• que alguien que se acerca a sus posesiones
• perder algo
• no tener suficiente

USOS de EFT
Aunque no sé por qué sigo tratando de guardar todo, estoy abierto a la posibilidad de aceptarme profunda y totalmente.

Quizás esto se debe a lo que aprendí de mis abuelos/padres que vivieron en los tiempos de guerra. No tenían suficiente y a veces no tenían nada. Y crearon muchos usos de lo poco que tenían.

Tuvieron que guardar la mayor parte de lo que tenían en caso de que nunca pudieran tenerlo otra vez.

Quizás puedo ver que ahora vivo en tiempos diferentes. Tal vez puedo intentar entenderlos y apreciar lo que ellos intentaron enseñarme, pero no necesito hacer lo que ellos hicieron.

Los tiempos han cambiado. Vivo en un país/tiempo diferentes. Me perdono por tratar de imitar su comportamiento ciegamente.

Aunque me siento tan culpable si boto algo que se pudiera utilizar para otra cosa tal como un envase plástico…

Me doy permiso para dejar ir los envases plásticos, los tarros y las bolsas plásticos del supermercado.

¿Cuántos podría necesitar de todos modos? Parece como que ya tengo muchos años de abastecimiento de estos artículos.

Quizás si puedo reciclarlos, no me sentiré culpable de dejar ir un tarro perfectamente bueno o una bolsa plástica.

El reciclarlos o dárselos a las tiendas de descuento podría ayudarme con mi culpa por no guardarlos y también por causar daño al planeta.

Aunque me siento muy avergonzado por pedir ayuda con mi casa porque está llena de cosas diversas - ropas, juguetes, objetos, papel, comida, pelos de mascotas y basura, consideraré el aceptarme.

Estoy tan avergonzado que ni siquiera puedo llamar a un hacelotodo para arreglar las cosas rotas. Y porque no puedo reparar las cosas, la situación se pone peor.

Cuando tengo un problema de plomería, no puedo utilizar mi fregadero. Entonces no puedo limpiar. Entonces todo se pone más sucio. Es un círculo vicioso

Quizás pueda aceptar la situación como es y conseguir ayuda antes de que todo se ponga peor aun. Cualquier punto en que yo decida parar es mejor que ir más lejos con esto.

Ruego por encontrar la ayuda que necesito. Me amo por llegar a esta decisión. Me muero de ganas por ver el día en que pueda abrir mis cortinas otra vez.

Aunque mis padres son cachibacheros, quizás debo parar de juzgarlos y tratar de encontrar una manera de ayudarlos sin que se asusten en el proceso.

Estoy abierto a reconocer que éste es un tipo de enfermedad emocional y no puedo estar enojado con alguien porque esta enfermo. Intentaré encontrar una manera compasiva de ayudarlos.

Puede que necesite ayuda yo mismo ya que verlos vivir así me deprime.

Aunque me siento abrumado con todas las cosas alrededor de mí casa…

A veces siento que no puedo respirar. Todas estas cosas en mi casa están respirando mi aire y me estoy sofocando.

Quisiera parar de traer más cosas. Me encantaría poder recuperar mi espacio y mi aire.

Ruego para que emerjan las razones detrás de mi comportamiento. Elijo encontrar ayuda. Me amo por ver y aceptar que algo está mal. El buscar y pedir ayuda es la decisión correcta.

Me perdono por esperar tanto tiempo. Quizás puedo hacer tapping para poder respirar primero. Yo me amo.

Figen Genco
Organizadora Profesional/Feng Shui/EFT.

Traducido por Nidza Busse

Parte 2: Compra compulsiva

Trabajando con mis clientes, a menudo descubrimos artículos todavía con sus etiquetas pegadas. Ellos no reconocen esos artículos. No pueden recordar haberlos comprado. Sabemos que no son obsequios, porque frecuentemente los encontramos en las bolsas en que fueron traídos a casa, completos con sus recibos. En algunos casos las bolsas no están ni siquiera en la casa. Están en el garaje donde fueron descargadas del automóvil y quedan allí hasta que yo las desentierro. Muchas cajas que vienen de compras por TV e Internet también quedan sin abrir. A menos que una compra fuera hecha debido a una necesidad real, ni siquiera se recuerda. Las reales razones de estas compras son muy profundas y emocionales.

He aquí una lista de razones para las compras compulsivas que descubrí mientras trabajaba con mis clientes y a través de las observaciones de los hábitos de compra de otras personas.
• Aburrimiento
• Depresión
• Sentirse Solo
• Sentirse Aislado
• Sentirse Asustado y En Pánico
• Búsqueda de Aprobación y Deseo de Pertenecer
• Sentirse Inadecuado
• Sentirse Vacío
• Sentirse Indigno
• Autoestima baja
• Miedo de Perder una Oportunidad

Las compañías de Marketing tienen muchos trucos bajo sus mangas para usar las debilidades de los compradores. Tanto las tiendas físicas como las virtuales están listas para aprovecharse de la vulnerabilidad de los consumidores e inducirlos hacia cierta conducta. Por ejemplo, en los supermercados, los estantes a la altura de los ojos, están llenos con los productos más caros de esa área en particular. En las tiendas virtuales – negocios de la Web - los productos están categorizados bajo grandes paraguas para que los compradores estén expuestos a más productos de los que están planeando ver o comprar.

"Si los usuarios buscan por un producto específico, digamos un DVD player, ellos sólo van por DVD player. Sin embargo, cuando hacen click en el área de esa jerarquía del sitio, están viendo una amplitud de productos disponibles", User Interface Engineering, en Bradford, MA en su Reporte sobre Comercio Electrónico.

Al ver otras cosas, se distraen y terminan comprando algo que realmente no necesitan. Este estudio muestra también la tendencia de las personas a comprar cosas que están en su camino hacia el producto elegido. Por ejemplo un sujeto compra el suéter que ve cerca de la entrada en su camino hacia los zapatos que están en la parte posterior de la tienda.

La compra compulsiva da una rápida exaltación o plenitud, por un logro pequeño que en la mayoría de los casos ni siquiera dura hasta que la persona o el producto llegan a casa. Este sentimiento superficial de efímera alegría es reemplazado entonces rápidamente por sentimientos de culpa, arrepentimiento, turbación y agobio originado por las preocupaciones financieras y espaciales.

EFT puede usarse con éxito cuando el impulso ocurre, así como se usa para las adicciones cuando los deseos se presentan. Además, EFT puede aplicarse para averiguar lo que está causando esta conducta impulsiva y qué vacío las personas están intentando llenar "comprando". Una vez que esto es identificado, EFT puede dirigirse al centro del problema para eliminar la conducta permanentemente.

Aquí están algunas frases expresadas durante las fases iniciales de EFT dirigidas a esta conducta.

Aun cuando me siento arrastrado hacia la mercancía en mi camino y me distraigo y comienzo a perder tiempo y dinero en eso, elijo aceptarme de todos modos. Me amo y me perdono por no poder resistir. Quizá si hago una lista escrita en lugar de ir de compras con una lista incierta en mi mente, podría funcionar mejor.

Me perdono por hacer las listas que no siempre cumplo. Cuando termino comprando cosas que no están en mi lista, estoy permitiendo que otros tomen realmente mis decisiones de compra. Podría pensar que tomo mi decisión debido a una razón superficial como los descuentos en los precios. Sin embargo si encuentro esas cosas colgando en el armario, nunca usadas mas allá del momento de comprarlas, quizá debería revisar mi patrón de conducta y trabajar para cambiar aquello que no parece funcionar. Me perdono por permitir a otros decidir lo que debería estar comprando.

Quizá si conservo todo lo que puse separadamente en un impulso en el carrito, puedo volver a revisarlas de nuevo antes de finalizar mi compra. Esto me dará tiempo para devolverlas mas tarde y espacio en mi casa que estoy intentando no-desordenar.

Si dejo de ir a las tiendas que no están en mi lista, eso podría ayudarme. De todos modos me amo a mi mismo.

Aunque para mí es realmente muy difícil resistir algunas veces, elijo ocuparme de mi patrón. Quizá, siempre que tome algo en la tienda que realmente no había ido a buscar, puedo apuntarlo en una lista en lugar de comprarlo. Entonces cuando llego a casa, puedo mirar mi lista y decidir si realmente necesito esos artículos. Si estoy seguro sobre alguno, puedo transferirlo a una nueva lista y antes de ir de compras de nuevo, tachar aquello que no necesito. ¡Me felicito por decidir trabajar en esto!

Aunque no puedo parar de comprar cosas que no necesito, estoy abierto a la posibilidad de aceptarme y trabajar en mi conducta. Quizá no lleve conmigo las tarjetas de crédito y simplemente llevaré el dinero en efectivo que necesite hasta que aprenda a lidiar con las tentaciones. Esto podría ser especialmente útil sabiendo que terminaré con muchas cosas que no necesito - como las grandes ventas. Escojo seguir trabajando a esto en lugar de sentir culpa y desesperación.

Siempre que me sienta como para ir de compras sin ninguna razón, daré un paseo, iré a bailar o escribiré a alguien que hace mucho tiempo que debía escribir. Me amo por tratar de encontrar otra actividad feliz y constructiva para reemplazar el impulso por comprar.
Usted puede trabajar con un practicante de EFT a fin de ser capaz de identificar apropiadamente y dirigirse a las raíces más profundas de este improductivo y destructivo hábito.

Figen Genco
Professional Organizing/Feng Shui/EFT

Traducido por Ana Maria León

Tercera Parte: Desorganización Crónica

El GENDC (Grupo de Estudio Nacional en Desorganización Crónica) describe la desorganización crónica como “Tener una historia de desorganización en la que los esfuerzos personales por cambiar han fracasado, una calidad de vida actualmente debilitada debido a la desorganización, y la expectativa de desorganización futura.” El GENDC también identifica varias causas para la Desorganización Crónica: Tendencias Adictivas, Depresión, ADD o TDAH (Trastorno de Déficit de Atención), HTC (Herida Traumática Cerebral), Dolor Crónico (debido a enfermedades tales como Fibromialgia, Artritis, o Fatiga Crónica), EM (Esclerosis Múltiple), Enfermedad de Alzheimer, Disfunción Tiroidea, DOC (Desorden Obsesivo-Compulsivo) y Compulsión por Acumular. Paralelamente a estas razones físicas y emocionales, la restricción espacial, las habilidades pobres de administración del tiempo, la baja auto-imagen así como estar atravesando por un duelo son enlistadas como otras causas para la desorganización crónica.

La explicación de Gary, “La causa de todas las emociones negativas es una interrupción en el sistema energético del cuerpo. Y debido a que nuestros dolores físicos y nuestras enfermedades están obviamente tan conectados con nuestras emociones la siguiente afirmación también ha resultado ser verdad. Nuestras emociones negativas sin resolver contribuyen inmensamente a la mayoría de los dolores físicos y las enfermedades.” De esta forma, sabemos que las múltiples enfermedades físicas y emocionales que son consideradas “causas” son de hecho síntomas o signos de otros asuntos subyacentes. Al usar EFT estas raíces de los problemas relacionados con la desorganización crónica pueden ser descubiertos y tratados.

Al trabajar con la desorganización crónica, algunas de estas causas serán fácilmente identificables debido a las correlaciones con el significado y la localización de la enfermedad resultante – ver la serie DVD de Enfermedad Grave de Gary para revisar su trabajo con correlaciones. Por otra parte, algunos casos pueden necesitar un trabajo detectivesco más complicado de EFT. Por ejemplo, si pensamos que la razón para la desorganización es el dolor provocado por la Fibromialgia, debemos descubrir la razón por la cual dicha enfermedad se presentó y tratarla en primera instancia.

Si se piensa que la causa de la desorganización es la compulsión por acumular, por favor vean mi artículo previo relacionado con el acumulamiento y revisen las explicaciones y las frases de EFT apropiadas. Si están manejando una enfermedad con un diagnóstico específico y creen que es la causa de la desorganización, busquen en este sitio (emofree.com) frases específicas de EFT directamente relacionadas con ese problema específico. Después de que dicho reto es tratado adecuadamente, ustedes pueden revisar mi artículo publicado previamente, “Nueve Fases para Organizarse mediante EFT” y continuar trabajando con él para las dificultades relacionadas con organizarse.

Más adelante se presentan algunas frases de EFT para dos disparadores muy comunes: espacio y dolor.

Aunque yo he tratado una y otra vez, he encontrado el desorden envolviéndome en muy poco tiempo…

Me perdono por pensar que soy un fracaso. Tal vez este espacio oscuro y claustrofóbico me impide querer permanecer aquí por mucho tiempo, y yo continúo llevando mis cosas de este cuarto a las otras áreas de la casa.

Veré si puedo establecer mi oficina en un área donde reciba luz natural, o cambiar la iluminación en esta área y hacer este espacio más acogedor. De cualquier forma yo me amo.

Aunque he estado tratando muy intensamente poner orden aquí, en cada intento tengo que parar debido a este inaguantable dolor en mis muñecas/espalda/brazos/piernas…

Yo no sé si estoy invitando al dolor para impedir el llegar a poner orden ya que para empezar, yo no quiero trabajar en poner orden. Mi lógica me dice que debería hacerlo, pero es tan apabullante. Me perdono por la posibilidad de estar inconscientemente invitando al dolor.

Tal vez si hay alguien que me pueda acompañar durante el proceso de poner orden, me puedo distraer de lo que estoy haciendo y prevenir así que se presente el dolor.

Aunque tengo tantos intereses diversos y creo tener que conservar todo lo relacionado con ellos…

Amo aprender más y hacer todo lo relacionado con las cosas en las que me involucro, pero admito que este caos me está enloqueciendo. La mayor parte del tiempo, no puedo acceder a las cosas con las que quiero trabajar. Por eso es por lo que tengo tantos proyectos inconclusos y siento que no logro nada.

Tal vez si puedo aguantar y despedirme de algunas de las cosas con las cuales ya terminé, podría hacer un poco de espacio para mis intereses actuales. ¡Yo no creo que vuelva a coleccionar ________________ en el futuro inmediato!

Si dejo ir aquello, me da espacio para mi proyecto de ___________. Y si organizo lo demás, tal vez puedo dedicarme al libro que he estado deseando escribir durante tantos años.

Me amo y me perdono por resistirme a dejar ir todas las cosas que formaron parte de mi vida en algún momento pero que ahora resultan obsoletas.

Organización Profesional Figen Genco/Feng Shui/ EFT

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Part 4: Perfeccionismo

Los Perfeccionistas son personas que han sido enseñadas temprano en su desarrollo que en la vida otros los valúan por lo que ellos logran -amor condicional de sus padres. Este sistema falso de creencias establece un imprevisible y ambiguo criterio para el creyente. Porque su autoestima depende enteramente de la aprobación de los demás, repetidas experiencias de desaprobación crea un ciclo vicioso de autoestima baja.

La autoestima, cual opera en criterios externos también hace que estas personas sean demasiado sensitivas y vulnerables. Porque complacer a todo el mundo y ser "perfecto" al criterio de otros es casi imposible; el perfeccionista se convierte en un adicto al trabajo intentando ser el mejor o se paraliza con miedo al fracaso y al éxito. Si esta manera de pensar no es tratada, se desarrolla un comportamiento de postergar decisiones.

El comportamiento de postergar decisiones provoca otra espiral hacia abajo de pensamiento negativo, la cual crea otras emociones negativas y reacciones físicas en el cuerpo como odio a si mismo, ansiedad, desorden obsesivo-compulsivo, desordenes alimenticios y depresión clínica.

Sentimientos abrumadores, pensamiento de todo o nada y miedo a fracasar también aparecen en su ambiente como desorden y desorganización. Los perfeccionistas son muy difíciles de complacer y crean mucho estrés y privaciones para ellos al igual que a los que los rodean: su familia, amigos, compañeros de trabajo y empleados.

Aunque el perfeccionismo no es oficialmente reconocido como un desorden psiquiátrico, formas extremas de perfeccionismo pueden ser considerados una enfermedad porque la angustia y la disfunción conducen a problemas emocionales, físicos y en relaciones, incluyendo depresión, conflictos matrimoniales y hasta suicidio.

Una lista resumida de emociones que son relacionadas directamente al perfeccionismo son:
• Miedo a ser rechazado
• Miedo de fracasar
• Miedo al éxito
• Miedo de cometer errores
• Miedo a la critica
• Auto-depreciación
• Odio a si mismo
• Autoestima baja
• Sentimientos de tristeza
• Emociones abrumadoras
• Perdida del control

Frases Ejemplares para casos no severos:

Aunque Yo pienso que nunca tendré el tiempo de terminar el proyecto a tiempo como quisiera… yo me amo y me perdono por preocuparme de los detalles del proyecto terminado y concentrarme en todas las cosas que pueden salir mal, en vez de pensar en cual será mi primer paso, y lo que necesito hacer para realizar ese primer paso.

Quizás si creo una lista de pasos para llegar al proyecto terminado, y comienzo a pensar que tiempo va a tomar cada paso, esto me podrá ayudar a tomar pequeños mordiscos en vez de asustarme imaginando que estoy comiendo el plato fuerte entero.

Pensando en esta manera, me da apetito en vez de nausea como anteriormente. Ya me estoy sintiendo bien. Yo recordaré que ¡tengo que tomar mordiscos pequeños! Yo me amo.

Aunque yo no pienso que pueda hacer que mi casa luzca como yo quiero y siento… yo estaba acostumbrado a no tener desorden y era muy organizado.

Después de la perdida de mi padre/esposo… Después de mi cirugía… Después de perder mi trabajo… Después de mi traslado… Después de la manera en que el/ella me trato todos esos años… Después de ese terrible evento… yo empecé a dejar que el desorden aumentara. Nunca entendí lo grave que se podía tornar.

Me siento tan apenado especialmente cuando pienso en lo limpio y ordenado que estaba mi ambiente anteriormente. Estoy abierto a la posibilidad de perdonarme por haber dejado que esto pasara. Yo me ocupare de eso. Lo hice antes. ¡Lo puedo hacer de nuevo!

Aunque tengo ansiedad cuando pienso en mis fracasos pasados, yo escojo amarme y aceptarme. Quizás si entiendo que eso fue un fracaso, no yo, no me dolería tanto y no tendría tanto miedo.

Quizás puedo decir la frase cuidadosamente, diciendo - Yo he fracasado una/dos/tres veces… en vez de pensar- Yo soy un fracaso. No importa las circunstancias, yo soy siempre yo. Si pudiera recordar el dicho Turco "Si el oro cae en la basura, todavía es oro", cual significa que no pierde su valor.

Recordare no personalizar los logros y los fracasos. Solo son hechos; no necesito atar emociones a ellos.
Aunque algunas veces tengo tanto miedo de ser exitoso porque la próxima vez la gente esperará más de mi…
¿De verdad quiero construir mi vida de acuerdo a las expectativas de otras personas sobre mí?
Quizás no me sintiera tan miserable si yo paro de complacer a los demás y hago las cosas como yo quiero y según mi capacidad. Yo me amo por haber comprendido esto.

Figen Genco
Organizador Professional/Feng Shui/EFT

Traducido por Dannibeth Farnum

Parte 5. Organización Excesiva

“Excesivamente organizado” es un término que uso para referirme a la situación donde una persona se preocupa demasiado con detalles menores que no significan nada. Yo veo a menudo esta situación como “organizando el desorden” porque esta gente se compromete en actividades rituales de reunir, organizar, limpiar y retener cosas, incluyendo información, las cuales no necesitan en primer lugar.

Aunque algunas de estas personas operan de esta manera porque no están concientes de otras formas de vida, la mayoría lo hacen como un tipo de comportamiento de Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) para distraerse ellas mismas de algo más que no quieren enfrentar.

Wikipedia declara: “El término retentivo-anal (o analmente retentivo, retentivo anal – Persona anal, melindrosa, quisquillosa) se deriva de la Psicología Freudiana, describiendo a una persona excesivamente tensa o estresada sobre problemas ordinariamente menores con tanta atención a los detalles que la obsesión se convierte en una molestia para otros y puede ser acarreada en detrimento de la persona llamada así, retentiva-anal.

Es muy fácil confundir ambientes excesivamente organizados con preferencias de vida saludable. Aquí están dos ejemplos”

A:
1. Espacios casi desnudos – cálido y acogedor (minimalista – una opción de vida)

2. Espacios casi desnudos – frío e incomodo - energía nerviosa en el espacio (excesivamente organizado – tratando de probar algo a sí mismo o los otros)

B
1. Armarios y gabinetes tiene recipientes, algunos cajones tienen divisores, las cosas son fáciles de encontrar y guardar (organizado – se ve natural y funciona fácilmente).

2. Armarios, gabinetes, entrepaños llenos con recipientes ordenadamente etiquetados, divisores, instrumentos – todo brilla - a los visitantes les da miedo hasta respirar en este espacio (organización excesiva y se ve como si fuera tomado de un catálogo, funcionamiento frecuentemente no permitido para no molestar el orden).

La única manera de comprender rápidamente si una persona sobre-organiza es observar la conducta de esa persona; la manera que habla y lo que dice. Esta persona encontrará una razón para mostrarle dentro de un gabinete o armario. Estas personas constantemente presumen sobre cuanto tiempo invierten organizando y se quejan de como los miembros de su familia revuelven todo.

Si usted está a tono con la energía que le rodea, también puede notar la energía nerviosa en el espacio. El lugar puede lucir inmaculado y muy ordenado, pero usted no se sentirá cómodo(a) estando ahí.

Si usted vive con una de estas personas, también observará que innecesariamente las cosas son limpiadas, contenidas, etiquetadas, listadas y organizadas una y otra vez. Este repetitivo proceso es un completo desperdicio de tiempo y energía. En este caso, organización es usada como distracción de un dolor emocional.

Este dolor puede ser causado por una variedad de razones, desde baja auto-estima hasta un vacío que no se ha llenado; desde el resultado de un evento traumático, hasta pena suprimida. Si así es usted, o la persona que quiere ayudar, que trata de hablar lógicamente o se altera sobre la conducta no será de ninguna ayuda.

En lugar de afrontar la conducta de organización excesiva; puede ser muy benéfico prepararse para descubrir la emoción que se trata de ocultar – pena, ira, tristeza, etc.; y abordar con gentileza esa emoción. Cuando el meollo del asunto es encontrado a través de EFT y aplicado exitosamente, la conducta de organización excesiva puede desaparecer por sí misma.

Si la persona ve que hay un problema y acepta la ayuda; las frases preparatorias hacia la conducta misma podrían ser:

Aunque sigo comprando parafernalia para organizar, y sigo organizando cosas una y otra vez, yo no siento que soy suficientemente organizado(a), yo elijo aceptar la manera que soy primero y ver qué puedo hacer para cambiarla.

Aún cuando yo creo que organizando a la perfección me hará feliz, yo no parezco ser feliz. Quiero que otros vean mi organización y me digan que maravilloso(a) soy. Parece como si solo haciendo esta acción no es suficiente para mi felicidad, yo necesito una audiencia que aprecie lo que yo estoy creando.

Aun cuando otros ven y dicen cuan organizado(a) yo soy, esto me hace feliz por un corto tiempo, pero cuando ellos se van, yo siento que no es suficiente y que necesito hacer mas. Puede ser que sea hora de preguntarme a mi mismo(a) por qué no me siento satisfecho(a) conmigo mismo(a). ¿A quien estoy tratando de complacer?

Estas 5 conductas extremas pueden traslaparse de cuando en cuando. Usted verá un(a) perfeccionista mientras usted observe a alguien tratando de organizarse una y otra vez. Como lo mencioné al principio de esta serie, no hay persona que llene todas estas categorías. Todos nosotros hemos observado esta conducta o aquella en ciertas ocasiones. El truco es darse cuenta uno mismo antes de clavarse profundamente en ella y ver el centro del asunto y preguntarse a sí mismo(a) “¿De qué estoy tratando de escapar?” “¿Qué estoy ganando actuando de esta manera?

No importa “por qué” sucedió y “quién” lo causó. Lo que importa es que usted lo reconozca, lo acepte y acepte la responsabilidad de sanarse a sí mismo(a). Nadie puede sanarlo mas que usted mismo(a). Nosotros, los terapeutas, sanadores, o cualquiera que sea el nombre que usted quiera darnos, estamos aquí solo para guiarlo y facilitar su sanación. Usted tiene el PODER de sanarse a sí mismo(a). Y cuando lo hace, ¡el mundo entero sana con usted!

Figen Genco
Organización Profesional/Feng Shui/EFT

Traducido por Victor Ramirez

InEnglish.gif